Los prestadores cualificados de servicios de confianza, claves en la era digital

Qualified Trust Service Provider

La digitalización en el mundo empresarial es un hecho. Digitalizar procesos e interacciones tanto en el funcionamiento interno de la compañía como en los que se dan en las relaciones con terceros ofrece un claro beneficio en términos de ahorro de tiempo (por la velocidad de ejecución de los procedimientos), de sencillez y, en consecuencia, de mejora de la eficiencia. En definitiva, es una condición indispensable para ser competitivo.

Pero, la realidad es que cuanto mayor sea el nivel de digitalización y de herramientas digitales utilizadas, mayores serán los requerimientos para garantizar los estándares más altos de fiabilidad y seguridad. ¿Cuál es la clave para conseguirlo? Contar con las tecnologías y soluciones específicas que aportan los proveedores de servicios de confianza digital.

Los prestadores de servicios electrónicos de confianza

OTRAS NOTICIAS INTERESANTES

Eurpean Signature Dialog III Roma: Europa como marco de referencia para servicios de confianza y de privacidad.

La importancia de la confianza es tan sencilla y tan compleja como es el hecho de poder aportar a los clientes la capacidad de comprar y utilizar online servicios sin ningún miedo, garantizar la seguridad y la confidencialidad de los datos y de la información en formato electrónico de los usuarios, asegurar el cumplimiento de la regulación en seguridad y privacidad y aportar certeza en el funcionamiento de los servicios y soluciones que las empresas ofrecen. El avance de las nuevas tecnologías aporta, sin duda, nuevas oportunidades a la forma de desarrollar los negocios. Pero también supone un reto importante.

La inversión de las empresas se está centrando en desarrollos de última generación como el Internet de las Cosas, Inteligencia Artificial, Machine Learning, Big Data o en los pagos móviles. Pero las nuevas oportunidades que estas tecnologías ofrecen han de estar equilibradas con un nivel adecuado de confianza.

 

La digitalización ofrece un claro beneficio en términos de ahorro de tiempo, de sencillez y de mejora de la eficiencia. Sin embargo, es necesario que estas nuevas oportunidades que nos ofrece la tecnología estén equilibradas con un nivel adecuado de confianza.

Por ejemplo, los pagos a través del móvil se han incrementado notablemente durante los últimos años. Y en este ámbito, la confianza es una condición irrenunciable. Tecnologías como blockchain son claves para asegurar la trazabilidad, la transparencia y la inalterabilidad de las transacciones, en un proceso en el que dichas transacciones han dejado de ser feudo exclusivo de los bancos. O el Internet de las cosas, que ha establecido un escenario en el que el número de objetos inteligentes aumenta cada día, así como los campos de aplicación (hogar inteligente, industria 4.0, salud o smart cities). Los objetos inteligentes, permiten recolectar y compartir gran cantidad de datos e interconexiones. Pero es necesario garantizar la seguridad, así como la privacidad.

La adopción de la tecnología ha llevado a un mundo (y un usuario) hiperconectado, donde la localización ha dejado paso a una perspectiva global. En este escenario, además del puro avance tecnológico, la regulación también ha sido un impulsor fundamental. En este sentido, nuestro marco regulatorio está fundamentalmente marcado por las pautas de la Unión Europea que con su normativa busca impulsar una dirección homogénea para la economía, tecnología y seguridad de todos los países miembro.

o cómo confiar en el partner adecuado para la confianza digital

Para luchar contra la fragmentación del mercado digital, la falta de interoperabilidad y el incremento de la ciberdelincuencia, que eran obstáculos importantes para la evolución positiva de la economía digital, surgió la normativa conocida como eIDAS (Reglamento (UE) N°910/2014) sobre identificación electrónica y servicios de confianza para las transacciones electrónicas en el mercado interno.

Adoptado en Julio de 2014, proporciona un entorno regulatorio para permitir las interacciones securas entre empresas, ciudadanos y administraciones públicas. eIDAS asegura que tanto personas como empresas puedan utilizar su identificación electrónica para acceder a servicios públicos en otros países de la Unión Europea y crea un mercado europeo interno para los servicios de confianza electrónica –firma electrónica, sello de tiempo o autentificación web, entre otros- asegurando que funcionarán en todos los países europeos y que tendrán el mismo valor legal que los documentos en papel tradicionales.

eIDAS asegura que tanto personas como empresas puedan utilizar su identificación electrónica para acceder a servicios públicos en otros países de la Unión Europea y crea un mercado europeo interno para los servicios de confianza electrónica.

En este marco, es por tanto, clave el papel del prestador de servicios electrónicos de confianza, que, según el Reglamento, es “una persona física o jurídica que presta uno o más servicios de confianza, bien como prestador cualificado o como prestador no cualificado de servicios de confianza”. ¿Cuáles son estos servicios de confianza? También definidos por la normativa, son tres:

  • La creación, verificación y validación de firmas electrónicas, sellos electrónicos o sellos de tiempo electrónicos, servicios de entrega electrónica certificada y certificados relativos a estos servicios.
  • La creación, verificación y validación de certificados para la autenticación de sitios web.
  • La preservación de firmas, sellos o certificados electrónicos relativos a estos servicios.
Los prestadores de servicios electrónicos de confianza

Además, el Reglamento establece la definicición del prestador cualificado de servicios de confianza, que no es otra cosa que un prestador al que un organismo de supervisión ha concedido la cualificación –de acuerdo con las directrices que establece el Reglamento– para prestar uno o varios servicios de confianza cualificados (dado que los servicios de confianza pueden ser cualificados o no cualificados, es necesario pasar un proceso determinado y establecido por eIDAS para ser habilitado como prestador cualificado).

  • Fomentar la innovación, al ser parte imprescindible en los procesos de digitalzación y transformación de las empresas.
  • Asegurar el máximo nivel de confianza, tanto para empresas como para ciudadanos y administraciones públicas, que pueden realizar gestiones y operar entre ellos de forma eficiente y segura.
  • Garantizar el cumplimiento con las normativas:
    1. AML 4/5, Directivas que regulan el blanqueo de capitales.
    2. PSD2, segunda Directiva de servicios de pago.
    3. GDPR, o Reglamento General de Protección de Datos.
Los prestadores de servicios electrónicos de confianza

OTRAS NOTICIAS INTERESANTES

PSD2 Servicios bancaros más allá de los bancos.
Repasamos el nuevo escenario en la regulación de los pagos electrónicos.

Además, los Qualified Trust Service Provider como Camerfirma, son empresas ubicadas en territorio europeo y garantizan que todos los datos que manejan permanecen en territorio europeo, al contrario de lo que ocurre, por ejemplo, con las grandes corporaciones americanas. Por tanto, la garantía de tratamiento de los datos es absoluta, pero con la tranquilidad que poder operar, sin fronteras, en todos los países de la Unión Europea, con todas las ventajas que ello supone (empresarial y administrativamente).

Los Qualified Trust Service Provider como Camerfirma son empresas ubicadas en territorio europeo y garantizan que todos los datos que manejan permanecen en territorio europeo, al contratio de lo que ocurre, por ejemplo, con las grandes corporaciones americanas.

Los servicios de confianza regulados por el iDAS son ofrecidos por prestadores de servicios electrónicos de confianza como Camerfirma, que proporciona sellos ectrónicos cualificados y certificados cualificados de autentificación web. El certificado cualificado de autentificación en sitios web, o QWAC, permite la autentificación de una página web y vincula esta a una persona jurídica a quien se le emite el certificado. Garantiza la confidencialidad, integridad y autenticidad de todos los datos transferidos a través del canal. Es fundamental para empresas que operan online. Por otra parte, el Certificado cualificado de sello electrónico, o QSEALC, proporciona identidad digital a una persona legal, garantiza la integridad y autenticidad de los datos firmados/sellados.

Las empresas que se hallen en plena transformación digital, como proceso por el que pasar para garantizar su supervivencia, tienen que tener en mente que, para ellas, es clave la identidad digital y las tecnologías que la garanticen. No solo es fundamental para realizar gestiones con Administraciones Públicas, sino también en la ejecución de procesos de identificación en pagos, que permiten garantizar servicios seguros, o en transacciones con otros países miembro de la Unión Europea, para ampliar los límites de sus fronteras empresariales. Y contar con el partner adecuado es fundamental para tener plena garantía de que la confianza ofrecida a clientes es absoluta.